sábado, 6 de septiembre de 2008

Balanza - Emissò Kássum


Balanza - Emissò Kássum



Olódùmàrè concede a Orixá Xangó el derecho exclusivo de juzgar y castigar a los mentirosos, ladrones, etc; pero también las obligaciones y faenas destinadas a los Orixás.
Dicho el caso Orixá Xangó el amo y señor de la rueda de juzgamiento humana ( Emissò Kássum) que tiene por fin juzgar una obligación de corte de cuatro pies realizada para Orixá. En dicho ritual se reúnen todos los axés, fuerzas dinámicas de las divinidades de la naturaleza y las propias divinidades, conocido comúnmente como balanza de cuatro pies.
Se reúnen los adeptos del ilé en una rueda a excepción de los que no tienen hechura de cuatro pies y se toman de las manos, al sonar del bata entonando cánticos a Orixá Xangó de modo cadencioso esta rueda humana comienza abrir y cerrarse enfrentando a todos los hijos de Orixá uno con otro. El ritmo del tambor aumenta y los Orixás comienzan a manifestarse hasta que llegan el momento que todos los integrantes se sueltan Orixás e hijos participantes para que luego las deidades realizan sus cumprimentos al señor de las afueras al pejí y por ultimo al pagodó para luego ser quebrados.
De esta manera los Orixás confirman que la obligación de cuatro pies fue aceptada mientras Orixá Xangó también juzga y da su visto bueno a la obligación. Por la energía que desprende este ritual en algunos casos fuerza a el Orixá a ocupar( manifestarse) en el hijo para dar su voto, también este ritual balancea la casa dándole equilibrio espiritual.
Esta balanza es compuesta en cuenta de 6 ,12, etc de personas, algunas naciones ejecutan otro tipo e balanzas como para Orixás de elemento agua y Orixás de afuera de acuerdo a la nación pero con diferente fin.
Existen señales claras para saber si la obligación fue aceptada o no por los Orixás y cual fue el veredicto de Orixá Xangó como ser:
En la balanza deben manifestarse la mitad mas uno para que la obligación sea aprobada de lo contrario es un clara señal de que el ebó fue reprobado.
Como se suele decir si la balanza revienta anuncia la total reprobación de la obligación hecha anunciando un castigo que recaerá en la casa de Orixá comenzando por el celador de santo oficiante.
Si algún integrante de la balanza se lastima o se fractura huesos como por ejemplo falanges de los dedos de las manos también es señal indiscutible de obligación reprobada.
Existen diversos motivos por los cuales los Orixás podrían reprobar la obligación como por ejemplo: si un hijo o integrante de la balanza se encuentra con el cuerpo impuro o sea ,haber tomado alcohol previo la ritual o haber tenido relaciones sexuales previamente, participar de la balanza en periodos menstruales, que halla algún participante que no tenga aprontamiento de cuatro pies la obligación fue mal ejecutada o sea se cometió algún tipo de error durante ella, etc.
Los Orixás no deben manifestarse antes de una balanza, si eso sucediera el Orixá manifestado es llevado al cuarto de santo para interrogarlo acerca del porque se manifestó, si esto sucediera el un claro indicio de que el Orixá llego al mundo para dar una novedad urgente acerca de la obligación, sobre la casa de Orixá, el Babalorixá u de su propio hijo. En el momento que se interroga al Orixá también se le realizan pruebas secretas para acreditar la manifestación de la deidad, en caso de que la ocupación se comprobada el Orixá manifestado permanecerá dentro del cuarto de santo hasta luego de terminado el ritual de balanza en que los demás Orixás se manifiestan, para luego llevarlo hasta el centro del salón para que dance junto a los demás seres divinos.
En caso de que el sacerdote oficiante constate de que la supuesta ocupación del Orixá sea solamente un misticismo debe retira a ese hijo irrespetuoso del ritual sea quien sea y sin excepciones recordemos que Xangó esta juzgando y no podemos darnos el lujo de que nos castigue por dejar pasar este tipo de errores para no ser sometidos a su castigo por nuestra ineptitud.
En caso de que la balanza sea reprobada la obligación tendrá que volver a repetirse nuevamente con previa consulta de oráculo para preguntarle a los Orixás cual fue el error cometido.
En caso de rompimiento de la balanza se deben cumplir ciertos preceptos y liturgias para amainar el enojo de los Orixás. Si bien no vamos a describir totalmente el ritual daremos algunos puntos que se deben tener en cuenta, si esto sucediera se debe tener a mano el alá de Orixá Oxala la cuartinha de Orixá Xapaná, miel y otros ítem mientras el alagbé toca el ritmo de olokorí y canta para el Orixá indicado para pedir misericordia. Para luego continuar con el ritual. Esto no quiere decir que el ritual se termina si no que continua pero aun así se debe repetir la obligación.
Es un ritual muy minucioso y hay que tener el debido fundamento ante cualquier vicisitud.