martes, 23 de septiembre de 2008

Leyenda como Oxala obliga a Xango a comer como los esclavos:




Tomado de Mitología dos Orixás, de Reginaldo PrandiShangó Airá



Aquel que viste de blanco,Fue un día a las tierras del viejo OxaláPara llevarlo a la fiesta que hacían en su ciudad.Oxalá era viejo y lento,Por eso Shangó Airá lo llevaba en sus espaldas... Cuando se aproximaban al destino,Vieron la gran pedreira de Shangó,Bien cerca de su gran palacio.Shangó llevó a Oxalufa a la cumbrePara mostrarle desde allí todo su imperio y poderío.Y fue de allá encima que Shangó vióUna bellísima mujer revolviendo una panela...Era Oiá!Era el amalá del rey lo que ella preparaba!Shangó no resistió tamaña tentación...Oiá y amalá! Era demasiado para su glotonería,Después de tanto tiempo por la calle...Shangó perdió la cabeza y disparó camino abajo,Largando a oxalufá en medio de las piedras,Rodando en el polvo, cayendo por la montaña...Oxalufá se enfureció por tanta falta de respetoY mandó muchos castigosQue cayeron directamente sobre el pueblo de Shangó.Shangó, muy arrepentido,Mandó a todo el pueblo traer agua fresca y paños limpios.Ordenó que bañasen y vistieran a Oxalá.Oxalufá aceptó todas las disculpasY apreció el banquete de caracoles e inhame,Que por días le ofreció el pueblo... Mas Oxalá impuso un castigo eterno a Shangó:Él, que tanto gusta de hartarse con buena comida.Nunca mas podría Shangó comer en plato de loza o porcelana.Nunca mas podría Shangó comer en vasija de cerámica.Shangó sólo puede comer en gamela de madera,Como comen los bichos de la casa y el ganado y como comen los esclavos...



Gracias por tu siempre enriquesedora colaboracion Axe Ricardo de Oxala