martes, 14 de octubre de 2008

Calendario Yoruba Ciclo diario (Parte 2)

Ésto es seguido por un oriki a Esu Odara (El Mensajero Divino):
Akaribiti, Awo ile Onika, Ejo langba langba ni nfi gbororo ni imoran Olofin,
Akaribiti el Awo de Onika, baila con el inmortal en el reino de los Antepasados,
Da Orunmila, Baba nlo s’ode, Aiye ni ko ni de, Baba ni On je elegede On a de,
Baba ni On je doboro On a bo, O ni se On Barapetu. O ni se On mo Esù Odadara.
O ni ko tun si ohun ti nda awo lona. Ase.
Se adivinó con Ifá para el Espíritu del Destino el día que hacía el viaje desde el Cielo a
la Tierra. Fue Esu Odara quien le abrió el camino. Asé.
Y un oriki a Orunmila (El Espíritu del Destino):
Olodumare, mo ji loni. Mo wo’gun merin aye.
Creador, saludo al nuevo día. Saludo a las cuatro direcciones que crean el mundo.
Igun ‘kini, igun ‘keji, igun ‘keta, igun ‘kerin Olojo oni.
El primer buitre, el segundo buitre, el tercer buitre y el cuarto buitre son los dueños del
día.
Gbogbo ire gbaa tioba wa nile aye. Wa fun mi ni temi. T’aya – t ‘omo t’egbe – t –
ogba,
Ellos nos trajeron la buena fortuna que nos sostiene en la Tierra. Ellos me traen todas
las cosas que sostienen mi espíritu,
Wa fi yiye wa. Ki of f’ona han wa. Wa fi eni – eleni se temi.
Con usted no hay ningún fracaso, alabamos el camino que usted ha creado, nada puede
bloquear el poder del espíritu.
Alaye o alaye o. Afuyegegege meseegbe. Alujonu eniyan ti nf’owo ko le.
Alabamos la luz de la Tierra, que sostiene la abundancia de la Creación.
A ni kosi igi meji ninu igbo bi obi. Eyiti o ba ya’ko a ya abidun – dun – dun – dun.
Alaye o, alaye o.
Nos trae la comida del bosque. Nos trae las cosas dulces en la vida. Alabamos a la luz
de la Tierra, alabamos a la luz de la Tierra.
Ifá wa gbo temi. Esu wa gbo temi. Jeki eni ye mi. Jeki eni ye mi. Jeki eni ye mi.
Ifa nos trae el espíritu, el Mensajero Divino nos trae el espíritu. Nosotros alabamos sus
bendiciones.
Ki ola san mi t ‘aya t ‘omo t ‘ibi t’ire lo nrin papo ni ‘ile aye. Wa jeki aye mi.
Kioye mi. Ase.
Alabamos las bendiciones de la familia y los hijos así como la creación y destrucción
que ocurre en todas las esquinas del mundo. Ellos son las bendiciones del mundo, son
mis bendiciones. Asé.
Si el awo tiene otros Espíritus en el lugar santo, ellos también pueden ser saludados con
un oriki, una vez terminado el ciclo de rezo de la mañana con Orunmila.
Luego se procede a la adivinación diaria, con el rezo de apertura de la
adivinación:
Òrúnmìlà Eleri – ipin ibikeji Olodumare.
Espíritu del Destino, dé testimonio de la Creación, sea fiel sólo al Creador.
A – je – je – ogun obiriti – a – p’ijo – iku sa.
Él es el único que tiene la medicina para superar la Muerte.

Oluwa mi amoinmotan – a ko mo o tan ko se.
El Creador es el único que conoce todo lo que hacemos aunque nadie más lo sepa.
A ba mo o tan iba se ke.
Si fueramos conscientes de todo lo que hacemos aunque nadie más lo supiera.
Oluwa mi Olowa aiyere omo Elesin Ile – Oyin.
Si fueramos conscientes de todo lo que hacemos no habría tanto sufrimiento. El Creador
de cosas buenas en la Tierra. Hijo del Dueño de la Casa hecha de miel.
Omo ol ‘ope kan t’o s ‘an an dogi – dogi.
Hijo del dueño del árbol que siempre resiste una sacudida.
Oluwa mi opoki a – mu – ide - s’ oju ekan ko je k ‘ekun hora as aka – s aka akun.
El Creador Opokoi que puso una cadena de oro en sus ojos como protección para que el
dedo del león no le rascara e hiciera una herida.
Omo Oso – ginni t apa ti ni – ewu nini.
El hijo de Oso-ginni de la tribu de Tapa donde vestimos con telas finas al Dueño de
Egun, el que camina con zancos.
Omo Oso pa’de mowo pa ‘de mese o mbere at epa oje.
El hijo de Oso que puso cuentas en su muñeca, en sus tobillos, y la cadena de oro de
Oje.
Oluwa mi igbo omo iyan birikiti inu odo.
El Creador, espíritu del monte, el hijo del que da vueltas al ñame en el mortero.
Omo igba ti ns ‘ope jiajia.
Hijo de la calabaza que creó muchos árboles de palma.
Iku dudu at ewo Oro aj ‘epo ma pon.
El antepasado sabio que con su mano de hombre de mundo come aceite de palma que
aún no está maduro.
Agiri ile – ilobon a – b’Olowu diwere ma ran.
Agiri de la casa de la sabiduría que tiene suficientes semillas pequeñas de algodón que
nunca se propagaron.
Oluwa mi a – to – iba – jaiye Oro a – b’iku – j ‘igbo.
El Creador es bueno incluso viviendo en la Tierra al mismo nivel que el Espíritu de la
Muerte que acecha detrás del arbusto.
Oluwa mi Ajiki ogege a – gb’aiye – gun.
Creador, vamos a saludarlo por la mañana con Ogege, que vive con nosotros y hace que
haya Paz en la Tierra.
Odudu ti idu ori emere o tun ori ti ko sain se.
Persona cuyo espíritu defiende a aquéllos que se mueren por deformidades de
nacimiento y a los que no están bien de la cabeza.
Omo el ‘ejo ti nrin mirin – mirin lori ewe.
Hijo del que limpia y que sigue serenamente el movimiento de las hojas en la cima de
los árboles.
Omo arin ti irin ode – owo saka – saka.
Hijo del molinero que gobierna con su mano limpia.
Òrúnmìlà a boru, Òrúnmìlà a boye, Òrúnmìlà a bosise.
Ase.
Yo le pido al espíritu del destino que levante su carga de la Tierra y se la ofrezca al
Cielo. Asé.

Y posteriormente, si el signo no ha sido bueno, se efectua el Oriki
Daraji. En Yoruba daraji significa "perdón". Si la adivinación diaria
indica un serio problema potencial, el awo puede decidir
completamente hacer el ebo para desviar dificultades:
Òrúnmìlà mo pe, Òrúnmìlà mo pe, Òrúnmìlà mo pe.
Orúnmila yo lo saludo. Orúnmila lo saludo. Orúnmila lo saludo.
Ifá mo pe, Ifá mo pe, Ifá mo pe.
Saludo a Ifá, saludo a la Sabiduría de la Naturaleza, saludo a Ifá.
Oduduwa mo pe, Oduduwa mo pe, Oduduwa mo pe.
Saludo al Padre de las personas, Oduduwa yo lo saludo, saludo a Oduduwa.
Igi nla subu wonakankan d’etu. Òrúnmìlà ni o di adariji.
La luz procede de nuestra entrega. Orúnmila me releva de mi obligación.
Mo ni o di adariji. O ni bi Oya ba pa ni tan.
Le pregunto porqué me releva de mi obligación. Es Oyá quién enciende la luz de mi
camino.
A ki i, a sa a, a f’ake eran fun u. A dariji o ni bi Sango ba pa ni tan.
Rezo para que usted no me exija una ofrenda de carne. Por favor, reléveme de mi
obligación para que Sangó ponga luz en mi camino.
A ki i, a sa, a f’agbo fun u. A dariji, o ni bi Ògún ba pa ni tan.
Rezo para que el sonido de los bailarines me bendiga. Por favor, reléveme de mi
obligación para que Ogún encienda la luz de mi camino.
A ki i, a sa a, a f’aja fun u.
Rezo porque el perro nos bendecirá.
A dariji, Oduduwa dariji wa bi a ti ndariji awon ti o se wa. Ase.
Por favor reléveme de mi obligación, por favor reléveme de mi obligación. Asé.

Extraido del libro : de Awo Ifabere - Ile Ijala Orunmila