martes, 14 de octubre de 2008

Ciclo de 16 días

Se prepara la estera en el Igbodu. Se baja el recipiente sagrado de
Òrúnmìlà y se sitúa en la estera. Se coloca a Èsù frente al tablero. Dar
tres palmadas. Se inicia el ciclo de oríkìs:
ADURA ÒRÚNMÌLÀ OLUWA MI AJIKI
Ila ji Òrúnmìlà. Ila ji Òrúnmìlà. Ila ji Òrúnmìlà. Mo jo mo ki atola. Mo ki asula.
Mo ki asurunenene. Ina ku – ku – ku l ‘ ahere. Enia ku – ku – ku l ‘ aba. Adifa
fun ogojo l’imo ogbojo. O ni ‘ti awo yo ogbojo. Ti awo yo ogbojo. Nj e Oluwa mi
ma jeki tire yo o.
La casa de luz de Orúnmila y de los mayores que proyectaron el Cielo de Ifá para los
espíritus, es digna de alabanza en el día que estaban alabando al Creador.
* (Frotar los ikines todos juntos delante de Ifá)
Awo ajíkí l’awo ajíkí. Awo ajíkí l’awo ajíkí. Awo ajíkí l’a ipe awo aja – ale –
gbun.
El misterio que saludamos primero, el misterio que saludamos primero, el misterio que
agradecemos primero es en gratitud a los mensajeros de los misterios.
A da a awon meta nlo bo ori - elu.
Todos ellos hicieron sacrificio para elevar nuestra conciencia.
Ori – elu ko gb’ebo lowo won.
Nuestro sacrificio es para la elevación de nuestra conciencia.
Awo ajíkí l’awo ajíki. Awo ajíkí l’awo ajíkí. Awo ajíkí l’a ipe awo aja-ale gbun.
El misterio que saludamos primero, el misterio que saludamos primero, el misterio que
agradecemos primero es en gratitud a los mensajeros de los misterios.
A da fun iki t’o on yio bo orí – elu. Yio gba ibo l owo on.
Ellos alaban la elevación de nuestra conciencia.
Iki ji o wewo fini o wewe fini. O wa imu obi o na a si ori – elu.
Alabo al misterio, soy guiado por mi cabeza hacia la verdad interna.
Ori - elu gba lowo re. O ni lowo iki eleyinju ege l’a to mi ibo e.
Es mi cabeza quien me guía.
Igbana ni iki m‘ekun s‘ekun igbe. O m’ohun s’ohun yere nkorin wipe.
Es el leopardo a quien alabamos y es al leopardo a quien cantamos nuestras alabanzas.
Gb’obi pa o! Awo aye! Gb’obi pa o! Awo aye! Ase.
La cola nos guía para conocer el misterio de la Tierra.
ORÍKÌ ÒRÚNMÌLÀ
Òrúnmìlà elérìn-ìpin, Aje ju gún, Ibi keji Olodumare akoko Olókun
Orúnmila, dé testimonio de la Creación, proveedor de la medicina poderosa que está al
lado de la joya del océano.
Ajao ikoto ara Ado, ara Ewi, ara oke Itase, ara ojumo,
Saludos al nativo de Ado, al nativo de Ewi, al nativo de la montaña, al nativo del alba.
Ibiti ojo ti nmo, waiye ara oke l’geti okeje oje.
El lugar donde llega el alba, el lugar donde el nativo del Cielo viene a la Tierra.
Erin fon olagilagi okunrin, ti nmu ara ogidan le, alakete pennepe,
El elefante nos protege del mal de los hombres, es comprensivo y fuerte, y forma una
calabaza de luz blanca,
Pari ipin, oloto kan to ku l’aiye, Oba iku ja gba omo re sile,
Las materias pequeñas se despliegan, un hombre honrado puede morirse en cualquier
momento, el jefe protegerá a los niños de la mandíbula de la muerte,
Odudu ti ndu or emere, ma ba jo otun ori ti, ko sun won se. Ase.
El poder que protege la cabeza de los espíritus elementales, nunca se vuelve menos que
la propia cabeza, porque es la fuente del poder. Asé.
KIKI IFÁ
Eye kan an fo lere mi, lere mi, o f’apa otun ba ’le, O re gbongbongbon bi oko.
Un pájaro hace una pirueta para mí, toca la tierra con el ala derecha, y suena como lo
hace la azada cuando golpea.
Eye kan an ba lere mi, lere mi, o f’apa otun ba ‘le, o re gbongbongbon bi ada.
El pájaro entonces pasa por arriba de mí, y taladrando la tierra con su ala derecha suena
con la fuerza de un machete.
Bi alaworo – Òrìsà ba ji, a f’ada Òrìsà no’le, a ni “Òrìsà, e ji tabe o ji!”.
Cuando la sacerdotisa – cantante se levanta al amanecer, da un golpecito en la tierra y
dice: "¡Espíritus, quiero saber si en este día están despiertos y atentos!".
Baba lo sun ni ko ji.
Sin la evidencia de que tengan puesta su atención aquí, el Padre sigue durmiendo.
Jiji ni ki o ji o, mo – Kun – Otan l’Eri.
Debemos pedirle que nos conceda su atención, Padre, usted que es conocido como
Mokun-Otan de Eri.
Jiji ni ki o ji, Mosun nile Ilawe.
Le suplicamos que nos preste su atención, usted a quién se le llama Mosun en el pueblo
de Ilawe.
Jiji ni ki o ji o, ojiji alaoo nini.
Le pedimos que nos preste su atención, usted es el pez eléctrico con un cutis tranquilo y
eterno.
Baba ni bi oun ko ba ji nke?.
"¿Supongamos que yo le muestro alguna señal de vigilancia?" dice el Padre.
Mo: “Bi isekuse ba se gbogbo eye oko ni ji”.
Le digo: "Una vez Isekuse oyó cantar a los pájaros en la granja y se levantó."
Bi Ojiji ba parada lodo.
Una vez le pasó lo mismo al pez eléctrico que se arremolina en el mar.
Gbogbo eja omi ni ji.
Todos los peces se electrizan con esta acción.
Baba ni bi oun ba ji bi oun ko ba koju nko?.
El Padre dijo: "¿Suponga que demuestro estar vigilante pero sin una profunda
atención?"
Mo ni: “asuigbo ki koju si ‘ibo”.
Le digo: "Cuando una persona hace sus necesidades en un arbusto no se pone de cara a
él."
Asuodan ki koyin s’ona.
Cuando uno hace sus necesidades en un arbusto se pone cara al camino.
Bi ewe otiti ba tu, oju Olodumare ni nkojusi?
Y sepa esto, cuándo la planta del otiti abre su flor, èsta se vuelve hacia el Creador, ¿o no
lo hace?.
Baba ni bi oun ba ji bi oun ko rerin nko?
Dice el Padre: "¿Suponga que le concedo mi atención pero sin una mueca que indique
que lo hago con agrado?".
Mo ni: “rerin, mo ni erin la rin f onna oti”.
Le digo: "Debe prestarnos su atención con agrado. En primer lugar, cuando preparamos
la bebida en la chimenea, estamos alegres y lo hacemos con agrado”.
Erin lagbara nrin k’ Olodo lona.
Otra alegría es que el torrente rebose agua, corriendo a descargar en el río.
Baba ni: “bi oun ba rerin, bi ko tan ninu oun nko?”
El Padre dice: "¿Y si ahora suponemos que soy todo sonrisas, mientras que al mismo
tiempo siento disgusto?"
Mo ni: “bi ase ba mu omi, a tan nnu ase”.
Yo le digo: “Pero debe recordar siempre que el poder espiritual es como el filtro que da
agua, no retiene nada en absoluto.”
Bi igere ba mu omi, atan nnu igere.
Lo mismo se aplica a la trampa de Igere, se zambulló y se levantó del agua. No retiene
ni una gota.
B’alaworo – Osa ba maa soro lodun.
El que canta la alabanza a los espíritus expresa la misma idea en la víspera de la fiesta
anual.
Bi o ba ranse p’Onigbajamo, a fa irun ori re tan porogodo.
Él habla con el barbero y se asegura de que su melena esté limpia y su barba afeitada y
limpia.
Odun ko jeran mimi.
Verdaderamente el Espíritu del Hierro no aceptará una ofrenda de carne podrida.
Ija ko jeran ikase.
Así como al Espíritu del Guerrero no se le puede servir carne sucia.
O tori Olalekun, Ominikun, Atatabiakun, Erin – ko – yipada – kun?
Ahora, ¿Puedo invocar la tranquilidad con Olalekun, Ominikun, Atatabiakun, y Erin -
ko – yipada – kun?
Abata kunkunkun ko tan lehin okun.
Para siempre el jun, hun y kun ratifican el otro lado del mar.
Amonato, amonasegaara – de – Fe, Gburu agba.
Usted es quién endereza nuestro camino, quién puso una curva en el mismo, quién se
asegura de que la carretera que se mantenga despejada durante todo el camino a Ifé.
“Ilu meji gedegede”
"Respeto a lo despejado" concluyó el tambor.
“Ilu gedegede lo tegun – n’lu”.
"Respeto a los dos golpes de tambor que no tienen traducción."
“Oba lo teyin erin n fon”.
"Sólo un Rey puede usar la trompeta hecha de un colmillo de elefante."
A daa f’Òrúnmìlà, Baba nsawo r ‘ode Ominikun, ni ibi ti gbogbo won ngbe se ‘fa.
Se adivinó con Ifá para Orúnmila, cuando el Padre fue a la ciudad famosa por su
tranquilidad, y donde todos estaban trabajando con el tablero relacionado con molestar a
Ifá.
Ifá bi mo ba se e, ki o mase fi ‘binu gb’eku.
Si yo le ofendo a usted, por favor no me pida un ratón para el sacrificio.
Ifá fi f ereji ni o f ereji, bi ara ode Ominikun.
En cambio, Ifá me concede su perdón incondicional cuando usted lo hace con las
personas del pueblo de la tranquilidad.
Ifá bi mo ba se e, ko o mase fi ‘binu gb’eja.
Ifá si le he ofendido, por favor no me exija un pescado para un sacrificio.
Fifereji ni o fereji, bi ara ode Ominikun.
En cambio, me concede totalmente su perdón, como lo hace con las personas del pueblo
de la tranquilidad.
Ifá bi mo ba se o, ki o mase fi ‘binu gb’eye.
Ifá si le he ofendido, por favor no me exija un pájaro de ofrenda.
Fifereji ni o fereji, bi ara ode Ominikun.
En cambio, me concede su absolución, como lo hace con las personas del pueblo de la
tranquilidad.
Ifá bi mo ba se e, ki o mase fi’ran gb’eran.
Ifá si le he ofendido, por favor no me exija carne como un castigo.
Fifereji ni o fereji, bi ara ode Ominikun.
En cambio me concede totalmente su perdón, como lo hace con las personas del pueblo
de la tranquilidad.
Ifá bi mo ba se e, ko o mase fi iran gba ototo ohun.
Ifá si le he ofendido, por favor no me exija cosas materiales.
Fifereji ni o fereji, bi ara ode Ominikun.
En cambio, me concede su perdón, como lo hace con las personas del pueblo de la
tranquilidad.
Bi a ba jeko a darij ‘ewe.
Cuando comemos gachas de eko, perdonamos a la envoltura de la hoja.
Ferejin mi o, bi ara ode Ominikun.
Concédame perdón, como hizo con las personas del pueblo de la tranquilidad.
Oba Alade Feejin mi, Oba Alaf erejin. Ase.
Perdóneme gran Rey, el Rey me está perdonando. Asé.
ORÍKÌ ELA
Ela omo osin. Ela Omo Oyigiyigi ota omi.
Ela, hijo del Gobernante. El Espíritu de la Manifestación, el hijo de la descendencia de
la piedra en el agua.
Awa di oyigiyigi. A ki o ku wa.
Nos volvemos hacia la manifestación. La piedra que nació del Espíritu de la
Manifestación nunca se morirá.
Ela ro a ki o ku mo, okiribiti. Ela ro (Solake) Orunko Ifá.
Ela ha bajado a la Tierra, ya no moriremos nadie más. Éste es el nombre que damos al
destino.
Entiti ngba ni l’a. Nwon se ebo Ela fun mi.
Él es el que nos salvó. Hemos hecho sacrificio al Espíritu de la Manifestación.
Ko t’ina, ko to ro.
No está hecho de ninguna sustancia. És demasiado pequeño para pensar eso.
Beni on (Ela) ni gba ni la n’Ife, Oba – a – mola.
El jefe de los que quieran saber quién será salvado, les entregó a los inmortales todos
los problemas.
Ela, Omo Osin mo wari o! Ela meji, mo wari o.
Yo lo alabo Ela, hijo del Gobernante. Ela, yo lo alabo, Espíritu de la Manifestación.
Ela mo yin boru. Ela mo yin boye. Ela mo yin bos is e.
Ela, alabo al sacrificio que abre los caminos.
Ela, alabo al sacrificio que trae vida.
Ela, alabo al sacrificio de donde procede el trabajo.
Ela poke. Eni es i so wa s oro odun. Odun ko wo wa sodun.
Ela ha aparecido. Los amigos han vuelto para la fiesta de este año. La celebración
vuelve.
Iroko oko. Iroko oko. Iroko oko.
Vengo de Iroko oko. Vengo de Iroko oko. Vengo de Iroko oko.
Odun oni si ko. Ela poke. Ela ro. Ela ro. Ela ro, ko wa gbu’re.
La celebración ha vuelto. Ela ha aparecido. El Espíritu Santo está bajando. Ela está
bajando. Ela está bajando, démosle oraciones para tener su aprobación.
Ela takun wa o. Ela ro o. Eti ire re. Ela takun ko wa gbu ‘re.
El Espíritu Santo desciende con un cordón. Ela está bajando. Sea los oídos de nuestras
oraciones. Ela desciende con un cordón para aceptar nuestras oraciones.
Enu ire re. Ela takun ko gbure. Oju ire re.
Escuche las oraciones que salen de nuestros labios. Ela desciende con un cordón para
aceptar nuestras oraciones. Sienta los ojos de nuestras plegarias.
Ela takun ko wa gbu ‘re. Ela ma dawo aje waro. Ela ma d ‘ese aje waro.
Ela desciende con un cordón para aceptar nuestras oraciones. Espíritu Santo abrácenos
con sus labios. Poderoso Espíritu dénos su bendición con un abrazo de sus labios.
Atikan S ikun ki oni ikere yo ikere.
De puerta a puerta quitan las bisagras.
Ipenpe ‘ju ni s i ‘lekun fun ekun agada ni si ‘ekun fun eje.
Quién quita las bisagras abre los párpados para las lágrimas.
Ogunda ‘sa, iwo ni o ns ilekun fun Ejerindilogun Irunmole.
El Espíritu del Hierro, el Espíritu del Viento, el espíritu que abre la puerta a los
inmortales.
Ela panumo panumo. Ela panuba panuba.
Ela resuena. Ela rebota.
Ayan ile ni awo egbe ile, ekolo rogodo ni awo ominile.
Cerca del crujido en la pared donde se celebraba la reunión de los superiores. La Paz
ascendió al Cielo y no volvió.
Eriwo lo sorun ko do mo. O ni ki a ke si Odi awo Odi.
En el acoso al sacerdote de la multitud se hace una llamada a la Tierra. Nos pidió que
llamaramos al sacerdote de la Paz.
O ni ki a ke si Ero awo Ero. O ni ki a ke si Egún o s us u abaya babamba.
Nos pidió que llamáramos en las espinas del arbusto. En el asedio, llamamos al
sacerdote del acoso.
A ke si Ero awo Ero, ke si Egún o s us u abaya babamba a ni eriwo lo si Orun ko
de mo, won ni ki Ela roibale.
En las espesas espinas del arbusto llamamos a que ascienda al Cielo serenamente. Ela
desciende.
Ela ni on ko ri ibi ti on yio ro si o ni iwaju on egun.
La Paz del Espíritu Santo ha dicho: "No tengo que descender en ninguna parte."
Eyin on o s us u agbedem ‘nji on egun o s us u, awo fa ma je ki ‘iwaju Ela gun
mori on tolu.
Encuentro mi frente llena de espinas, encuentro mi trasero y el medio llenó de espinas.
Òrúnmìlà ma je ki eyin Ela gun mosi Olokarembe Òrúnmìlà ma je ki agbedemeje
la gun Os us u.
Los humanos recurrieron a Orunmila para rezarle al gran Ela.
Ela ro. Ifá ko je ki iwaju re se dundun more on tolu.
Ela desciende. Quite las espinas de mi frente y de mi trasero.
Ela ro. Ifá ko je ki eyin re se worowo.
Ela desciende. Quiteme las espinas del medio.
Ela ro. Ela ni ‘waju o di Odundun.
Ela desciende, se manifiesta delante de la Paz.
Ela ni eyin o di Tet e. Ela ni agbedemeji o di worowo. Ase.
Ela se manifiesta detrás de la Paz. Ela también se manifiesta en el medio de la Paz. Asé.
ALAFIA OPON
Iwaju opon o gbo o. Eyin opon o gbo.
Puede que la cabeza del tablero escuche. Puede que el círculo del tablero escuche.
Olumu otun, Olokanran osi, aarin opon ita Orun. Ase.
Los espíritus comprensivos están a la derecha, los espíritus de las profecías a la
izquierda. En el medio del tablero está la travesía hacia el Cielo. Asé.
ORÍKÌ IKIN
* Cubra los ikines con ambas manos.
Òrúnmìlà o gbo o. Òrúnmìlà iwo ‘awo.
Orúnmila nos escucha. Orúnmila nos revela los misterios.
Oun awo. Owo yi awo.
Ilumínenos los misterios. Bendíganos con el misterio de la abundancia.
Emi nikansoso l’ogberi. A ki ‘fa agba Merindilogun sile k ‘asina.
Espíritu creador de la armonía perfecta. Muéstrenos la sabiduría de los dieciséis
principios con que moldearon la Tierra.
Eleri Ipin f ‘ona han mi. Ase.
Revéleme el testimonio de la Creación. Asé.
ORÍKÌ IFÁ
Ifá ji – o Òrúnmìlà. Bi o lo l – oko, ki o wa le o.
Ifá despierta a Orúnmila. Si usted va a una granja, debe volver luego a su casa.
Bi o lo l – lodo, ki o wa le - o.
Si va al río, debe volver a su casa.
Bi o lo l – ode, ki o wa le - o.
Si está cazando, debe volver a su casa.
* (Coloque el cuenco de los ikines en el suelo, a la izquierda)
Mo fi ese re te – le bayi.
Yo cojo su pie y aprieto la tierra con gusto.
*(Colocar el cuenco en la estera)
Mo fi ese re te ori eni bayi, mo gbe o ka l-ori eni ki o le gbe mi ka l – ori eni titi lai.
Cojo su pie y aprieto la parte de arriba de la estera, lo siento a usted en ella para poder
sentarme luego yo.
*(Colocar el cuenco en el tablero)
Mo gbe o ka l – ori opon Ifá ki o le gbe mi ka l – ori opon Ifá titi lai.
Le llevo a sentarse delante del tablero de Ifá para que usted me pueda ayudar a reunirme
siempre con él frente a este tablero.
* (Dibuje una línea alrededor del cuenco en el sentido de las agujas
del reloj).
Mo ko – le yi o ka ki o le ko – le, yi me ka ki o le jeki omo yi mi ka ki o le jeki owo
yi mi ka.
Construyo una casa a su alrededor para que usted pueda construir una casa a mi
alrededor y permita a los niños y al dinero rodearme.
*(Borre la línea con una pluma)
Mo juba – o, mo juba – o. Iba se, iba se, iba se.
Le doy mi respeto, le doy mi respeto. Le doy alabanza, le doy alabanza, le doy alabanza.
* (Salpique el suelo con el polvo de Ifá)
Ile mo juba, iba se.
Tierra, yo le doy a usted respeto y alabanza.
* (Marque una línea que vaya del centro a la parte de arriba del
tablero)
Mo la ona fun tororo ki o le la ona fun mi tororo ki o le jeki omo to ona yi wa s –
odo mi ki o le jeki owo t o ona yi wa s – odo mi.
Abro un camino recto para usted y para que usted pueda abrir un camino recto para mí,
para que pueda permitir a mis hijos y al dinero tomar ese camino en mi presencia.
*(Mover el polvo de Ifá en el suelo con una pluma)
Mo se il e bayi.
Hago esto en la tierra.
* (Remueva el tablero con el polvo de Ifa)
Mo se opon bayi.
Hago esto en el tablero.
* (De un golpecito en el tablero con el polvo de Ifá)
A – gun s e – o a – gun s e. Bi akoko g-ori igi a s e, a – gun se – o, a – gun s e.
Subir y charlar, subir y charlar. Si el pájaro carpintero africano oriental sube a la cima
de un árbol él charlará, subirá y charlará, subirá y charlará.
Bi agbe ji a ma s e, a – gun s e – o, a – gun s e.
Si el pájaro del agbe despierta subirá y charlará, subirá y charlará, subirá y charlará.
Bi aluko ji a ma s e, a – gun s e – o, a – gun s e.
Si el pájaro carpintero despierta charlará, subirá y charlará, subirá y charlará.
Iba se (Nombre de Orisha) Oba aiye ati Oba Orun iba yin o.
Alabo a (nombre del Orisa), jefe en la Tierra, jefe en el Cielo, le doy alabanza.
Òrúnmìlà boru, Òrúnmìlà boye, Òrúnmìlà bosise.
Espíritu del Destino, levante mi carga de la Tierra y ofrézcala al Cielo.
*(De tres palmadas)
Adupe – o.
Yo doy gracias.
* (Saque dieciséis ikines del cuenco)
A tun ka li as iwere ika owo r e.
Contar de nuevo es como hacer las cuentas con el dinero de un hombre enfadado.
Iba Oluwo. Iba Ojugbona. Iba a ko ni li – fa. Iba a te ni l – ere.
Alabo al sacerdote principal. Alabo a mi maestro. Alabo a todos aquéllos que me han
enseñado Ifá. Alabo al que apretó mi mano en el barro.
Iba a ko bayi. Iba a te bayi. Iba gbodipete. Iba kukubole.
Alabo a aquéllos que hacen esto. Alabo a aquéllos que trabajan con Ifá. Alabo a la
colina de la termita. Alabo a la colina de la hormiga.
Iba okuta. Iba loko. Iba lodo.
Alabo a la piedra. Alabo a la granja. Alabo al río.
* (Coloque de nuevo los ikines en el cuenco)
Oro kan so ko s i awo n – ile oro kan s o ko s i agba n – ile. Ase.
Un mundo no es conducido solamente por un adivino desde su casa. Ser el conductor de
ese mundo no le hace ser una persona respetable. Asé.
ORIN IKIN
(Canción para marcar un Odu)
Llamada: Ejiogbe a buru a boye akala o.
Contestación: A akala, a akala o.
Llamada: Oyeku meji a buru a boye akala o.
Contestación: A akala, a akala o.
* (Diga los nombres de los Odus sucesivamente hasta que las dieciséis
marcas estén hechas en el tablero)
IFÁIYABLE
S ‘ òtító s ‘ òdodo; soore má s ‘èkà. Òtít ó a b ‘ònà tóóro.
Sea veraz, sea virtuoso, haga el bien y no el mal. Es verdad que el viajero va por el
camino estrecho.
Òsìkà a b ‘ònà gbara, s ‘òtító s ‘òdodo; s ‘òtító s ‘ òdodo; eni s ‘òtító ni’malè ngbè.
Ase.
Hay maldad en el viajero que va por el camino ancho. Sea veraz, sea virtuoso. Asé.
OSUMARE
Osumare a gbe Orun li apa ira o pon iyun pon nana,
El Espíritu del Arco Iris vive en el cielo, y viaja por allí moviendo ambos brazos.
A pupo bi Orun oko Ijoko dudu ojú e a fi wo ran. Ase.
Abrumador como el cielo, Espíritu del Arco Iris mira al mundo con sus ojos negros y
oscuros. Asé.
OLODUMARE
Ìbà Olodumare, Oba Ajiki ajige. Ogege Agbakiyegun. Okitibiri Oba ti nap ojo iku
da.
Respetamos al útero de la Creación; al Monarca de los Primeros Mensajeros; al Mayor
Padre de los Antepasados; al Gobernante que nunca enfrenta a la Muerte.
Atere k’aiye, Awusikatu, Oba a joko birikitikale, Alaburkuke Ajimukutuwe,
Ogiribajigbo, Oba ti o fi imole se aso bora, Oludare ati Oluforigi, Adimula, Olofin
aiye ati Orun.
Al Espíritu de la Tierra. Lo alabamos con sus nombres de alabanza.Usted modela la luz
para crear todas las cosas.
A fun wen ake wen, Owenwen ake bi ala.
Dueño del Misterio de la Naturaleza, cuyas palabras son la ley de la Creación.
Alate ajipa Olofa oro Oba a dake dajo.
Guardián de los Misterios de lo Desconocido. La fuente de todas las Cabezas de la
Creación.
Awosu sekan. Oba ajuwape alaba alase lori ohun gbogbo.
Divina Luz que siempre será alabada en el Bosque Sagrado.
Araba nla ti nmi igbo kijikiji.
El rey de todas las formas de conciencia en la Tierra. Primero entre los inmortales del
Cielo.
Oyigiyigi Oba akiku ati Oba nigbo, Oba atenile forigbeji, Awamaridi Olugbhun
mimo to Orun.
El Espíritu de las Manifestaciones y Rey de todos los Reyes.
Ela funfun gbo o Oba toto bi aro, pamupamu digijigi ekun awon aseke.
Awimayehun Olu ipa Oba Airi. Arinu rode Olumoran okan.
Usted es la misma Creación; ésta es su obra, y por ello recibe las alabanzas de sus hijos.
Usted es el que reparte las bendiciones en el Cielo y en la Tierra.
Abowo gbogbogbo ti yo omo re. Ninu ogin aiye ati Orun.
Iba to – to – to. Asè.
Padre Celestial, nosotros le ofrecemos nuestro total respeto. Asé.