jueves, 9 de octubre de 2008

Sistemas de Adivinación (Regla de Ocha)



Los sistemas de adivinacion :
*-El Tablero de Ifá con el Ékuele o los Ikines.
*-El Dilogún (caracoles).
*-El Obi (coco).


EL TABLERO DE IFÁ O ATÉ :


Es una tabla redonda, sobre la cual se tira el Ékuele durante el acto adivinatorio. Esta tabla se coloca en el suelo sobre una estera, en ocasiones, el borde es labrado; en ella además, se marcan los cuatro puntos cardinales. El Norte representa el sol, y lo rige Obatalá; el Sur representa a Jesucristo y lo rige Odduá; el Este representa a la luna, y lo rige Changó; el Oeste representa el cuarto menguante de la misma y lo rige Echú.

CONSULTA CON EL ÉKUELE:

La realiza un Babalawo adivino de Orula. Oráculo de IFÁ se compone de una cadenilla de un largo determinado, en la que a tramos regulares, se le insertan 8 abalorios que pueden ser de coco, carey, etc. Lo importante, es que los mismos pueden caer hacia arriba o hacia abajo, durante el acto adivinatorio. Se utilizan 16 IKINES (Semillas de palma), para la adivinación con este sistema.

CONSULTA CON CARACOLES 0 DILOGGUN:

Lo realizan santeros y Babalawos, es el método adivinatorio por medio de los caracoles, 16 en total. Aunque los Santeros sólo leen 12; el resto les corresponden a los Babalawos. Después de mayubar (rezar) se arrojan sobre la estera en el momento de la consulta. Las combinaciones posibles son 17,conocidos por odu popularmente denominados orduns. Estos odus, al combinarse, originan 256 odus compuestos. Los cuales, representan personajes oraculares, a cada uno de los cuales les corresponden distintos refranes derivados, por lo general, de antiguas historias Yorubas. Estos refranes, unidos a las distintas generalidades positivas o negativas, son lo que permiten al consultante caracterizar la situación especifica que vive el cliente o consultado por un espacio de tiempo determinado. Los caracoles, previamente preparados pueden adoptar 2 disposiciones: una con
la abertura original hacia arriba, o viceversa. Cuando cae hacia arriba, se dice que está en posición conservatoria, y cuando cae en la posición inversa, se dice que es posición no conservatoria. Además de los caracoles, este sistema de adivinación, utiliza como instrumentos auxiliares los ibo, objetos que sostenidos en las manos del consultado hacen que el santero o Babalawo obtenga respuestas de sí o no a las distintas interrogantes o alternativas que permitirán hacer predicciones sobre el futuro del consultado. El sistema de adivinación se completa con los Ebó y adimú, que son los distintos recursos y alternativas, como limpiezas, baños, ofrendas, etc. A diferencia de otros sistemas adivinatorios, el Dilogún cubano no sé en la posible inspiración divina o poderes psíquicos. Este sistema se rige por un conjunto de corpus de conocimientos, previamente establecidos, perfectamente diseñado y estructurado que el santero debe conocer a la perfección. Está compuesto por refranes, historias, reglas y algoritmos.