martes, 27 de enero de 2009

Que es el Amaci


El Amaci es el primer sacramento de la Umbanda para los umbandistas.
Ès la iniciación de los hijos para que entren en el mundo de los trabajos de la Umbanda. No es lo mismo que bautismo, ya que este tiene como finalidad purificar el encarnado de los pecados anteriores, simbólicamente.
El bautismo es como una limpieza para que se inicie una jornada nueva, es una opción de la persona o de sus padres en vivir conforme las leyes divinas, aceptando y queriendo que la persona bautizada aprenda a entrever y a interpretar la luz de los Orixás (de Dios), y puede ser recibido por cualquier persona.

El Amaci, por su parte, es destinado sólo a los hijos que ya trabajan en la corriente medí única, y tiene una fuerte gana y antojo de que continúen como trabajadores de la
Sesión mediúnica umbandista. O sea, para los médiums que ya tienen cierta convicción de que el camino para que se iluminen y que lleven luz para los seres vivos es la Umbanda.

El ritual del Amaci comienza con la elección de padrinos encarnados y desencarnados. Lo médium que irá a hacer el Amaci deberá pasar por una preparación de 7. (siete) días. Entre las obligaciones de esos días está una dieta controlada aboliéndose completamente las carnes, otras abstinencias, baños diarios, entre otras cosas.
El día del Amaci, que acontece en gira propia o en una gira convencional, el ritual se da, en suma, por medio de un lavado de la cabeza, un baño en el chacra coronario, trayendo la vibración del Orixá de lo médium para más cerca de ese hijo.
(Perciba que los baños de descargo y imantación son realizados del cuello para bajo. Sólo el Padre de Santo, (Pae de santo )o una de sus entidades podrán promover el baño de su cabeza).
Junto con el lavado que es una imantación de los chacras, existen otros ritos que tienen la finalidad de imantar y armonizar los chacras así como los cuerpos astrales y etérico para la práctica mediúnica vuelta hacia la Caridad.
De esa forma puédese decir que el Amaci tiene como finalidad:

a) presentar el hijo o la hija para su Orixá cómo uno de sus instrumentos para el ejercicio de Su Amor y de Su Luz

b) imantar y entregar la corona de lo médium para su Orixá Ancestral;

c) iniciar lo médium como un miembro activo de la Umbanda, con responsabilidades y compromisos con Orixás (compromisos y responsabilidades son amar el prójimo, dedicar parte de su vida para ejercer su religión con amor y respeto y disciplina.
Donar sus energías y tiempo para el bien de tu prójimo, donar su cuerpo, mente y alma para promover la caridad y el amor que es esencial.)

d) mantener ese médium asistido y cuidado, ya que su corona vibrará en la intensidad y en la fuerza de la Casa, siendo alimentado su chacra coronario constantemente, garantizando más seguridad y armonía para ese hijo o hija, posibilitando un mayor cuidado y celo del Padre-de-Santo con sus hijos del punto de vista espiritual;
Entendamos que el Amaci es más un favor para lo médium que cualquiera otra cosa.
Es una firmeza y garantía para los hijos y hijas.
El Amaci no es un compromiso de nunca más salir de la Umbanda, no es el cierre de la puerta de salida, no es una responsabilidad que no puédase posteriormente ser desistida. O sea, mañana en caso que un hijo o que una hija deseen salir de la Umbanda, o aún salir de esa casa podrán hacerlo de forma tranqüila y natural.
El Amaci puede ser levantado a cualquier momento la pedido de lo médium.
Él tiene razón de existir mientras lo que médium sea practicante de la Umbanda de forma activa.
Así no es un compromiso para toda la vida, es un compromiso que respeta totalmente el libre albedrío.
El mayor compromiso de los médiums fue hecho antes de suyo reencarne, el Amaci es sólo una primera confirmación de ese compromiso
Ricardo de Oxala