martes, 11 de agosto de 2009

SU PEOR ENEMIGO


Su peor enemigo se levanta, come y duerme con usted.
Él lee todos sus pensamientos y conoce sus más íntimos antojos, aún los más prohibidos y usted insiste en hacer de cuenta que no tiene.
Él sabe más sobre usted que usted mismo y está despierto mientras usted duerme, observando sus sueños sin censura.
Él no cree en sus palabras, solamente en sus pensamientos
Él no le importa su cargo, con los amigos que usted tiene o con su currículo.
Él sabe cuando usted está diciendo algo porque realmente cree en eso o cuando está usando de cinismo, mentira o manipulación.
Sus miedos están catalogados por él y, como un guerrillero, él sólo ataca a usted en sus puntos débiles, nunca en los fuertes.
Él está al acecha para derrumbarlo a usted, siempre usando las armas más mortales que existe: el tiene el cono cimiento completo del territorio de batalla y las racionalizaciones que usted crea -- nombre dato y los motivos aparentemente lógicos, para cada cosas ilógicas.
El único objetivo de este enemigo es derrumbar a usted y hacer con que su nombre sea olvidado inmediatamente después de su muerte.
Él no quiere que usted tenga herederos de ningún tipo y hará el imposible para que usted no deje ningún legado sobre la Tierra.
Él quiere anularlo a usted.
Primero, intentando hacer con que usted crea en la falsa idea de no tener valor, que es innecesario en el mundo y, después, por medio de sus actos, convencer las otras personas de eso.
Él está leyendo eso ahora y buscando razones para que usted no crea en su existencia.
Su peor enemigo es una parte obscura de usted.
Él nació con usted y permanece dentro de su mente, en la oscuridad de sus miedos, en la claridad de su bondad y en el gris de su día-a-día.
Si a usted le gusta ser perezoso, pero sabe que eso no es bien visto, su enemigo buscará diversas razones absolutamente lógicas y públicamente aceptables para que usted no haga algo de que debe ser hecho.
De a pocos, usted no hará nada que sea importante.
Así usted será un fracaso profesional, un peón olvidado en el juego de ajedrez de la vida.
Pero, si a usted le gusta tener una imagen de calidad, su enemigo hará el inverso, haciendo le a usted un perfeccionista crónico, del tipo que intercambia las relaciones más importantes de su vida por el dudoso placer de trabajar día y noche.
Una persona-máquina que sólo encontrará gratificación en el trabajo, que no piensa en tener hijos o quiere distancia de los que ya tiene, que se vició en adrenalina causada por stress y para quién amor y compromisos de verdad sólo entorpecen la agenda.
Así, usted se sentirá un fracaso en familia y, con el tiempo, no tendrá ninguna raíz o fundación que lo mantenga feliz.
Si a usted le gusta comer, su peor enemigo colocará los más deliciosos platos en su frente, el día entero , y entorpecerá sus pensamientos lógicos siempre que tenga hambre, embadurnando usted de todo tipo de alimento engordativo para quitar su cuerpo del nivel óptimo de funcionamiento y acabar con suda auto-estima.
Él también intentará convencer a usted de que la frutas, agua, jugos y otros alimentos saludables tienen gusto feo , cuando un breve análisis de la culinaria mundial mostrará que nuestro cerebro se adapta rápidamente la casi cualquier sabor.
Si a usted le gusta fumar, se le gusta alcohol o de cualquier tipo de "refuerzo químico" para afirmarse, él creará todo tipo de situación para que usted asocie eso a momentos agradables, hasta que sea esencial para usted sentirse completo solamente cuando fuma, cuando bebe o usa otros tipos de drogas, aún más letales.
La única meta de su enemigo, en este caso, es aniquilar y matar a usted por la destrucción de su cuerpo, su mente, su territorio, lo más rápido posible.
Conquistar una persona, un grupo, un país o el mundo es mas fácil que conquistar su propia mente.
Pero esta debe ser su meta de vida.
Pregunte siempre si no está exagerando en aquello que usted hace, o no hace.
Si su vida estuviera en desequilibrio, puede ser que usted esté perdiendo la batalla para su peor enemigo pensando que está teniendo cada vez más éxito.
Su vida puede estar dando todas las señales de que el desastre se aproxima, pero usted racionaliza y cree que está todo bien.
Usted está en batalla, mi amigo.
Todos nosotros estamos.
Una batalla que tendrá que ser luchada todos los días de nuestra vida.
Pero que usted sólo tiene que vencer por hoy. Sólo por hoy.
Como dice, Sally Kempton, es duro luchar contra un enemigo cuando él tiene una base militar de ataque instalada en su cabeza.
Vencer esa guerra no es posible ni necesario porque, como toda batalla pasa solamente durante 1 día -- el hoy -- es posible vencer todas las batallas, una-a-una, aunque esa guerra jamás termine.
Vea este su enemigo como aquellos luchadores de boxeo contratados para luchar contra grandes campeones durante los entrenamientos.
Ellos baten fuerte, ellos hacen que los campeones caigan, ellos están siempre siendo intercambiados por otros, descansados, pero sin ellos los campeones jamás estarían preparados para las luchas verdaderas, fuera del entrenamiento.
Su enemigo es solamente un entrenador contratado por usted para lo desafías, o la desafías, el día todo. Visto así, él puede transformarse en su mayor amigo. Basta que usted no sea derrumbado HOY por él. Solamente por HOY
Ricardo de Oxala