jueves, 9 de octubre de 2008

SISTEMA DE ADIVINACION OBI (Regla de Ocha)



En la regla de Ocha, el coco es el fruto más importante, se dice " sin coco no hay santos" Su dueño es Obatalá; es el medio más directo de comunicación con los Orishas y los Eggun (espíritus de los difuntos). En las ofrendas de tributo o agradecimiento no puede faltar. A través de las distintas posiciones del coco se puede leer el Dilogún y el Ifá, aunque habitualmente se utiliza para preguntas sencillas. Esta lectura la realizan personas que hayan recibido los guerreros. Van a usar el coco, lo tiran contra el suelo o lo parten con un cuerpo duro, no sin antes bendecirlo con una Moyugba (rezo) al santo. Ya partido, se toma cada pedazo, se redondea se reza a Olofi, a Olorun a Olordumare, a todas las deidades y a los muertos, a la fuerza del que se registra, a todos los Babalochas e Iyalochas que están en el cielo, pidiendo que hablen por mediación del coco Se pueden utilizar pedazos de la corteza de un coco seco, éstos tienen un lado oscuro (la corteza) y otro lado blanco (pulpa o masa). Antes de hacer la tirada, se ofrece agua a la tierra. Las combinaciones posibles son 5, según predominen en el registro (adivinación), la parte oscura o la clara. Cada combinación tiene un refrán, una sugerencia o moraleja que el santero o Awo interpretan.